El pensamiento original, divergente o creativo es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos antes conocidos y que habitualmente generan soluciones originales.

Todos nacemos con la capacidad de ser Creativos, pero pocos la mantienen y trabajan a lo largo de sus vidas, a menudo la Creatividad se asocia a disciplinas artísticas que necesiten obligadamente esta virtud para poder existir, pero no nos damos cuenta que la Creatividad forma parte de todas las actividades de nuestra vida personal y profesional y es capaz de marcar la diferencia en los que hacemos.

Pensar que los perfiles creativos sólo deben vivir en agencias de publicidad es un error común, si no somos capaces de hacer las cosas de forma diferente a la competencia no somos capaces de competir, hagas lo que hagas.

Existen distintos caminos para lograr esa capacidad de pensar de manera distinta cada vez que lo necesitemos.

El proceso lineal no ayuda.

El pensamiento tradicional no nos ayuda a encontrar respuestas más allá de las que ya tenemos. Por lo que debemos aprender a utilizar, por ejemplo, el Pensamiento Lateral, término acuñado por Edward de Bono en 1967 (sin parentesco con el cantante) y se refiere a la técnica que permite la resolución de problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo liberándote del Bloqueo que produce el proceso lineal.

Todo Vale

Nunca, pero NUNCA, deseches una idea por más absurda que parezca, apóyate en el Brainstorming para volcar cualquier pensamiento sobre el papel. Es importante escribirlo porque puedes relacionarlo con otros conceptos o ideas que hayan aparecido o estén por aparecer.

La Creatividad no tiene horario

Por mas horas que le dediques no necesariamente obtendrás mejores resultados. La creatividad esta sujeta al funcionamiento de nuestro cerebro y nuestros prejuicios, sentimientos y estados de ánimo (en mi caso esto es clave) y puede llegar 10 minutos antes de cerrar el boliche o en la ducha del domingo.

El método importa

A pesar que no podemos forzar el proceso en sí, la preparación para el mismo es vital. Disponer de un trabajo profundo previo que nos ayude a inspirarnos es fundamental (la investigación de lo que quiere el cliente y su producto y proceso productivo por ejemplo), mientras más sepamos del problema más rápido será el proceso creativo posterior.

¿En mi escritorio o dando una vuelta?

Depende de cada uno, pero permanecer en tu puesto forzando a encontrar la inspiración divina no funciona, leer algo que no tenga relación con lo que buscas, dar un paseo, ver televisión(sin pasarte), escuchar música, en fin, cualquier cosa que le permita a tu cerebro crear conexiones espontáneas para lo que estamos buscando, romper la rutina también ayuda a Romper el Bloqueo Creativo y no quiere decir que estés “Sacando la vuelta”, algo que a las personas más rígidas les cuesta comprender.

Nuestra capacidad de ser creativos es una gran ventaja competitiva, la diferencia debe ser nuestra idea.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *